miércoles, 20 de agosto de 2014

Anthony Hopkins: Me Avergüenzo de Ser Estadounidense

El actor Anthony Hopkins, expresó: Israel significa guerra y destrucción, y nosotros, los norteamericanos estamos detrás de esta guerra. ¡ME AVERGÜENZO DE SER ESTADOUNIDENSE! 

El actor Anthony Hopkins, expresó: Israel significa guerra y destrucción, y nosotros, los norteamericanos estamos detrás de esta guerra. ¡ME AVERGÜENZO DE SER ESTADOUNIDENSE!

Así dijo el galardonado actor sobre los acontecimientos actuales en el territorio palestino, en donde niños, niñas, hombres y mujeres son brutalmente asesinados por los ataques israelíes con misiles y bombas inteligentes, fabricados en Estados Unidos.

Varios de los actores del cine hollywoodense critican a Estados Unidos por su ayuda militar y económica a Israel en la masacre de palestinos en la Franja de Gaza, uno de ellos es el respetado actor Anthony Hopkins, quien expresó: “Israel significa guerra y destrucción, y nosotros, los norteamericanos estamos detrás de esta guerra. ¡ME AVERGÜENZO DE SER ESTADOUNIDENSE!

Así dijo el galardonado actor sobre los acontecimientos actuales en el territorio palestino, en donde niños, niñas, hombres y mujeres son brutalmente asesinados por los ataques israelíes con misiles y bombas inteligentes, fabricados en Estados Unidos.

lunes, 18 de agosto de 2014

Sobrevivientes del Holocausto condenan a Israel. "El genocidio empieza con el silencio del mundo"


Las autoridades israelíes abusan de la historia del pueblo judío "para justificar lo injustificable", sostienen sobrevivientes del genocidio nazi en una carta abierta y llaman a poner fin a la campaña militar en Gaza.

La misiva publicada en la página web de la Red Internacional Judía de Antisionismo, organización que considera el sionismo como un movimiento racista, ha sido firmada por sobrevivientes del holocausto y sus descendientes: 225 personas en total, de 20 países del mundo. No solo exhorta a levantar el bloqueo de la Franja de Gaza, sino también condena a EE.UU. y a los Estados occidentales en general por cerrar los ojos a la deplorable situación humanitaria en los territorios palestinos.

"Condenamos la masacre de los palestinos en Gaza y la actual ocupación y la colonización de la Palestina histórica. Condenamos además a EE.UU. por proveer a Israel la financiación para llevar a cabo el ataque, y a los Estados occidentales en general por usar su fuerza diplomática para proteger a Israel de las sanciones. El genocidio empieza con el silencio del mundo", reza la carta.

Los autores del documento acentúan, además, que les preocupa la extrema deshumanización racista de los palestinos en la sociedad israelí. "En Israel, los políticos y comentaristas en 'The Times of Israel' y 'The Jerusalem Post' han llamado abiertamente al genocidio de los palestinos y los israelíes de extrema derecha están adoptando la insignia neonazi", sostiene la misiva.

Según datos de la ONU, el conflicto de Gaza ha costado —desde el 8 de julio hasta la fecha— la vida a más de 2000 palestinos y ha dejado un saldo de miles de heridos. Unas 16.800 viviendas en la Franja de Gaza han sido destruidas. En la parte israelí el saldo de víctimas mortales asciende a 64 soldados y dos civiles.
Profesores catalanes, españoles y otras comunidades exigen romper lazos académicos con Israel

Más de mil doscientos educadores e investigadores españoles se han unido a la campaña internacional BDS, que busca suspender las relaciones institucionales con el sector académico israelí hasta que el conflicto en Gaza no sea resuelto.
La campaña internacional BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) a Israel es una iniciativa que pretende sancionar a Israel por la ocupación de Palestina. La campaña comprende los ámbitos económico, político, educativo y cultural.

BDS se ha propuesto ahora como objetivo lograr que las instituciones académicas del mundo rompan su relación con el sector académico israelí. Hasta el momento ha recibido el apoyo de 150 profesores universitarios, 850 maestros y 200 investigadores españoles, además de 52 asociaciones vinculadas al sector educativo.

Los activistas también anunciaron que BDS respaldará a otras iniciativas independientes registradas en prestigiosas universidades españolas como la Universidad Central de Cataluña y la Universidad de Málaga, donde hay grupos que quieren romper sus vínculos con las universidades de Haifa y Tel Aviv. Es preciso destacar que cuatro asociaciones académicas estadounidenses sumaron su apoyo el año pasado, e incluso el reconocido físico Stephen Hawking, ganador del Premio Nobel de Paz, se unió a la campaña. 
 
Hasta el momento, Cataluña es la región con mayor participación de España al aportar el 40% del total de las firmas. Un dato sorprendente si se considera que la Generalidad de Cataluña parece considerar a Israel como un potencial socio estratégico, evidenciado por el acuerdo firmado en noviembre pasado, cuando una delegación integrada por empresarios, consejeros y directores de varios centros de investigación catalanes visitaron Israel para buscar mejorar las relaciones económicas e institucionales.

Asimismo, respaldando los esfuerzos de BDS, la Unión Europea acordó un boicot de facto a toda colaboración con centros de investigación y universidades israelíes situadas en los territorios palestinos ocupados.

Para los simpatizantes de BDS su campaña es un ejemplo de cómo se puede establecer una estrategia pacífica liderada por civiles, respetando las leyes internacionales y los derechos humanos. Ello permite obtener un apoyo sincero de personas e instituciones y generar cambios significativos en la sociedad.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/cultura/view/137519-espanoles-lazos-academicos-israel-gaza

viernes, 15 de agosto de 2014

"Solo idiotas en Bruselas han podido imponer sanciones a Rusia" opina Eurodiputado

El eurodiputado de la Liga Norte Matteo Salvini opina que "solo idiotas" han podido tomar la decisión de imponer sanciones económicas a Rusia.

“Solo idiotas en Bruselas y Roma han podido imponer sanciones económicas contra Rusia, que ahora nos devuelve toneladas de productos agrícolas italianos por valor de más de 1 billón de euros", escribió el político en su cuenta de Facebook.

"¿Quién va a pagar a nuestros agricultores? ¿Renzi [el presidente del Consejo de Ministros italian]? ¿Merkel?", se pregunta.

Salvini enfatiza que además de las pérdidas para los agricultores italianos, hay que tener en cuenta que los demás contratistas pueden ser excluidos de la exportación a Rusia, sin perder de vista que pueden surgir problemas con el suministro del gas ruso.

"¡Levanten inmediatamente las sanciones contra Rusia!", proclama Salvini, que acusa a Renzi de "destruir nuestra economía" por escuchar a Obama y a Merkel.

Esta semana el Parlamento ruso debate una propuesta de ley para limitar la inversión en fondos públicos de los países que impusieron sanciones a Rusia tras la crisis en Ucrania. La semana pasada Rusia anunció la adopción de sanciones cerrando su mercado para los alimentos europeos y estadounidenses. Según cálculos preliminares, solo la UE perderá 12.000 millones de euros.

Fuente: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/137164-idiotas-bruselas-sanciones-economicas-rusia


"La UE se pegó un tiro en el pie con las sanciones contra Rusia"

La Unión Europea se causó daño económico a sí misma con las sanciones que impuso a Rusia por el conflicto en Ucrania, sostuvo el primer ministro de Hungría, Viktor Orban.

"Las sanciones que impuso Occidente (…) nos causa más daño a nosotros que a Rusia", dijo Orban en una entrevista de radio. "Esto se llama pegarse un tiro en el pie".

"La UE debería no solo compensar a los productores de alguna manera, sean polacos, eslovacos, húngaros o griegos, que ahora sufren daños económicos, sino reconsiderar toda la política de sanciones", dijo Orban.

"Haré todo lo posible (…) intentando hacer que nuestros socios reconsideren la política de sanciones, que no está bien pensada", dijo.

El jefe del Gobierno de Hungría, cuyo mayor socio comercial fuera de la UE es Rusia, se refirió a la decisión de Rusia de vetar la importación de algunos productos procedentes de los países que impusieron las sanciones. La medida de Rusia fue la respuesta al nuevo paquete de sanciones económicas que la UE y EE.UU. impusieron desde el 1 de agosto.


miércoles, 13 de agosto de 2014

Fidel Castro un faro de resistencia y moral revolucionaria de los pueblos del mundo

13 de agosto de 2014 el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, cumple 88 años. FELIZ CUMPLEAÑOS COMANDANTE

miércoles, 6 de agosto de 2014

"Rusia nos salvó de una Tercera Guerra Mundial desencadenada por Occidente"

Los gobiernos europeos liderados por EE.UU. acusan sin pruebas a Rusia de crímenes mientras ponen al mundo al borde de un conflicto bélico global, afirma Cees J. Hamelink, profesor de Ciencia de la Comunicación en la Universidad de Ámsterdam.

"Por favor, acepte nuestras disculpas en nombre de un gran número de personas de aquí, de los Países Bajos, por nuestro Gobierno y nuestros medios de comunicación. Los hechos relacionados con el MH17 se manipulan para difamarle a usted y a su país", escribe Cees J. Hamelink, director del Centro para la Comunicación y los Derechos Humanos de Ámsterdam en una carta abierta dirigida a los rusos en general y al presidente de Rusia, Vladímir Putin, en particular y publicada en la web holandesa NEOPresse.

El profesor holandés asegura que la mayor parte de los europeos está en contra de la vía política impuesta por la UE y EE.UU., pero los 'portavoces de los poderes fácticos', los medios de comunicación controlados, siguen demonizando a Rusia.
Rusia salvó a la humanidad de la Tercera Guerra Mundial desencadenada por Occidente
"Rechazamos los dobles raseros que se utilizan para Rusia y Occidente. En nuestras sociedades es necesario tener pruebas suficientes para condenar. Usted y su pueblo han sido declarados culpables por 'crímenes' sin pruebas; es cruel y despreciable", afirma el profesor.

"Nos han salvado de un conflicto en Siria que podría desencadenar una nueva Guerra Mundial. La matanza masiva de civiles sirios inocentes con ataques con gas por parte de terroristas de Al Qaeda, entrenados y armados por los EE.UU. y pagados por Arabia Saudita, se atribuyeron a Assad. De esta manera, Occidente pretendía poner a la opinión pública en contra de Assad, preparando el terreno para un ataque contra Siria", subrayó.

Fuerzas occidentales han entrenado y armado a una 'oposición' en Ucrania para preparar un golpe del Gobierno legítimo
"Poco después, las fuerzas occidentales han creado, entrenado y armado a una llamada 'oposición' en Ucrania para preparar un golpe contra el Gobierno legítimo de Kiev. Los gobiernos occidentales reconocieron rápidamente a los golpistas. Recibieron préstamos de dinero de nuestros impuestos para sostener su nuevo gobierno", asevera el experto holandés.

"El pueblo de Crimea no estaba de acuerdo con esto y lo demostró con manifestaciones pacíficas. La acción de francotiradores anónimos y la violencia de las tropas ucranianas han convertido estas protestas en demandas de independencia de Kiev", escribió Hamelink.


"Los hechos relacionados con el MH17 se manipulan para difamarle a usted y a su país"
"Rusia está acusada injustamente, sin pruebas ni investigación, de entregar las armas que supuestamente derribaron el MH17. Por este motivo los Gobiernos occidentales afirman que tienen derecho a presionar económicamente a Rusia", opina el profesor.

"Es cierto, por desgracia, que nuestros medios de comunicación han perdido toda independencia y no son más que portavoces de los poderes fácticos". "Vemos que los Gobiernos occidentales no sirven a la gente, pero trabajan por un Nuevo Orden Mundial. La destrucción de las naciones soberanas y la matanza de millones de personas inocentes es, al parecer, el precio que hay que pagar para lograr este objetivo", concluyó.

"Nosotros, el pueblo de los Países Bajos, queremos la Paz y la Justicia, tanto para Rusia como con Rusia", remató Hamelink en su carta abierta.

http://www.neopresse.com/politik/offener-brief-von-professor-cees-hamelink-entschuldigung-herr-putin/

La Fuente: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/136181-rusia-guerra-mundial-occidente-ucrania-mh17

viernes, 1 de agosto de 2014

La Musad y La CIA acampan libremente por Colombia. Mejor tu bebes de tu agua y yo de la mía, hoy en Cartagena de Indias.


Este viernes 1 de Agosto del 2014, los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, y el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sostuvieron un encuentro en Cartagena de Indias, en el que trataron diversos temas de interés para ambas naciones. Hasta aquí todo normal entre dos naciones que desean progreso para sus países.
Pero si observamos con detenimiento la foto, vemos a la delegación de Venezuela con una botella de agua de diferente empaque que la del anfitrión, Colombia. Esto nos parece una evidencia... Podríamos decir: Trabajemos juntos, pero yo bebo mi agua y tu bebes de la tuya. Teniendo en cuenta, que desde que Maduro aseguró que el tumor del presidente «fue inoculado por fuerzas oscuras», la comunidad científica se divide entre los que piensan que es «una fabulación increíble» y los que creen que « no es nada descabellado».

Cáncer como arma

Documentos parcialmente desclasificados del Ejército de Estados Unidos del año 1948 evidencian cómo exploraron “la posibilidad de utilizar venenos radioactivos para asesinar a ‘personas importantes’ como líderes militares o civiles”. Así lo reseñó el periodista Robert Burns de la Associated Press el martes 9 de octubre de 2007, luego de analizar los documentos obtenidos por la agencia norteamericana.

Seguramente el presidente Hugo Chávez no conocía esos informes cuando, a fines de 2011, expresó su extrañeza de que personalidades como Cristina Fernández, Dilma Rousseff, Fernando Lugo, Lula da Silva y él, hubiesen tenido cáncer, y señaló que no podía ser casual que algunos poderes foráneos pudiesen tener responsabilidad.


«El comandante Chávez fue envenenado por fuerzas oscuras para golpear al pueblo venezolano y golpear a América Latina». Con toda seguridad mas adelante saldrá a la luz, el cáncer de Chávez se desarrolló de una forma muy atípica.

Hay una gran variedad de maneras de eliminar a alguien, y una puede ser el cáncer. Tan solo hace falta una inyección, radiación o darle de tomar o comer grandes dosis de bacterias cancerígenas, esto lo tienen claro los científicos cuando inoculan a ratas en los laboratorios. Dependiendo de la dosis o el tipo de bacteria, solo tienen que esperar; así sean semanas, meses o años para que el tumor empiece ha hacer efecto cancerígeno. Hay carcinógenos químicos que son específicos de un órgano y otros generalizados que provocan cáncer de manera discriminada y el gobierno venezolano esta tras su huella.
De estos métodos saben mucho y tienen un guión bien preparado la MUSAD y la CIA que acampa libremente por la Colombia.
Desde la Trinchera: Por ahora, tu bebe de tu agua y yo de la mía.
 
OJO PELADO! Como dicen en Venezuela, cuando los Políticos Bolivarianos vayan a Colombia... ni un tinto... Por mas que le digan que es puro café colombiano.

lunes, 28 de julio de 2014

NOBEL DE LA PAZ ¿ACEPTARÁ?: LA INVITACIÓN QUE LE LANZÓ UN MÉDICO NORUEGO QUE TRABAJA EN GAZA A HUSSEIN BARACK OBAMA

Mads Gilbert, que le dirigió la pregunta a HUSSEIN BARCK OBAMA, anunció al mundo las condiciones en Gaza mediante una carta. 

 "Estimado Obama, ¿Tiene usted un corazón? Le invito a pasar una noche, solo una noche, en el hospital de Shifa”, dijo el cirujano noruego Mads Gilbert en su carta.

Gilbert, que le dirigió la pregunta a Obama, anunció al mundo las condiciones en Gaza mediante una carta.

“Nadie con un corazón y poder podría alejarse y dar la espalda a lo que se vive en el hospital en Shifa sin tomar la decisión de poner fin a la masacre del pueblo palestino”, agregó Gilbert en su carta.

Queridos amigos y amigas:

La noche pasada fue extrema. La “invasión terrestre” de Gaza resultó en decenas de furgones con palestinos y palestinas con todo tipo de heridas, mutilados, destrozados, desangrándose, temblando; de todas las edades, todos civiles, todos inocentes.

Los héroes en las ambulancias y en todos los hospitales de Gaza están trabajando turnos de 12 y 24 horas, grises por el cansancio y la carga inhumana de trabajo (sin haber recibido ningún pago en Shifa en los últimos cuatro meses). Ellos atienden, derivan, tratan de entender el incomprensible caos de cuerpos, de tamaños, de miembros, de seres humanos que caminan, o no pueden caminar, que respiran, que no pueden respirar, que se están desangrando, y que no se desangran. ¡SERES HUMANOS!

Hoy, una vez más tratados como animales por “el ejército más moral del mundo” (sic).

Mi respeto por los heridos es infinito, en su sobria determinación en medio del dolor, la agonía y el shock; mi admiración por el personal y los voluntarios es infinita también; mi cercanía al sumud palestino me da fuerzas, aunque por momentos solo quiero gritar, abrazar fuerte a alguien, llorar, oler la piel y el cabello cálido de un niño cubierto de sangre, protegernos a nosotros mismos en un abrazo sin fin… pero no nos podemos permitir eso, y ellos tampoco.

Caras cenicientas… ¡Oh, no! No más cargas de decenas de mutilados y sangrantes… todavía tenemos lagos de sangre en el suelo en la sala de emergencias, pilas de vendas empapadas en sangre para limpiar… Oh, los limpiadores… en todas partes, quitando rápidamente la sangre y los tejidos descartados, el pelo, la ropa, las cánulas… los restos de la muerte… todo quitado del medio… para ser preparado nuevamente, para que todo se repita. Más de 100 casos llegaron a Shifa en las últimas 24 horas. Ya bastante para un gran hospital bien entrenado y equipado con todo lo necesario, pero aquí… casi no hay nada: no hay electricidad, ni agua, ni materiales desechables, ni medicamentos, ni mesas de operación, ni instrumentos, ni monitores… es como si todo hubiera sido sacado de museos de hospitales del pasado. Pero estos héroes no se quejan. Ponen manos a la obra, como guerreros, de frente, inmensamente resueltos.

Y mientras les escribo estas palabras, solo, en una cama, derramo lágrimas, cálidas pero inútiles lágrimas de dolor y de pena, de enojo y de miedo. ¡Esto no puede estar pasando!

Y entonces, justo ahora, la orquesta de la máquina de guerra israelí comienza de nuevo su espantosa sinfonía: salvas de artillería desde los barcos de la marina en la costa, los rugientes F16, los drones enfermantes (los “zennanis” árabes), los hummers y los molestos Apaches. Todo, demasiado, hecho y pagado por los Estados Unidos. Señor Obama: ¿tiene usted corazón?

Yo lo invito: pase una noche, solo una noche con nosotros en Shifa. Tal vez disfrazado de limpiador.

Estoy cien por ciento convencido de que cambiaría la historia. Nadie con corazón Y –además– con poder, podría marcharse de una noche en Shifa sin la decisión de ponerle fin a la masacre del pueblo palestino.

Pero los crueles y despiadados han hecho sus cálculos y han planeado otro ataque sobre Gaza.

Los ríos de sangre van a seguir corriendo la próxima noche. Puedo escuchar que han afinado sus instrumentos de muerte. Por favor. Hagan lo que puedan. Esto, ESTO no puede continuar.

Mads Gilbert. MD PhD 

Mads Fredrik Gilbert (born June 2, 1947, Porsgrunn) is a Norwegian doctor, activist and politician from the revolutionary socialist party Red. He received his PhD at the University of Iowa in Iowa City, Iowa.He is a specialist in anesthesiology and a leader of the emergency medicine department of University Hospital of North Norway, and has been adjunct professor (professor II) of emergency medicine at the University of Tromsø since 1995.
Gilbert has broad range international experiences, in particular from locations that merge medical and political issues. He has done volunteer work at a kibbutz.Later he became actively involved with solidarity work concerning Palestinians since the 1970s, he has served as a doctor during numerous periods in the Palestinian territories and Lebanon. His efforts have been central to the efforts that have led the city of Tromsø, since 2001 a twin town of Gaza, to claim to be the city that has sent more health workers to the Palestinian territories than any other in the world.

sábado, 26 de julio de 2014

Vergonzosa la postura occidental de permitir el exterminio de un pueblo: Javier Bardem sobre Gaza.

“Sólo las alianzas geopolíticas, esa máscara hipócrita de los negocios -por ejemplo, la venta de armas- explican la posición vergonzosa de USA, UE y España”, expresó el actor español 

"Sí, trabajo también en USA donde tengo amigos y conocidos hebreos que rechazan tales intervenciones y políticas de agresión. 'No se puede invocar la auto defensa mientras se asesina a niños', me decía uno de ellos por teléfono", afirmó en su carta el actor español.

Madrid, 26 de octubre de 2014.- El actor español Javier Bardem, ganador de un premio Oscar, calificó de "vergonzosa" la postura de la comunidad internacional ante la brutal ofensiva israelí en Gaza, a través de una carta publicada este sábado en España por eldiario.es.
"Soy europeo y me avergüenza una comunidad que dice representarme con su silencio y su nula vergüenza", escribió.
Para el actor español, "no cabe la equidistancia ni la neutralidad" ante la violencia ejercida por Israel en la Franja de Gaza, por la que en las últimas dos semanas han muerto mil palestinos y 35 israelíes (32 soldados y tres civiles).
A continuación la carta de Javier Bardem:
En el horror que está sucediendo en Gaza NO cabe la equidistancia ni la neutralidad. Es una guerra de ocupación y de exterminio contra un pueblo sin medios, confinado en un territorio mínimo, sin agua y donde hospitales, ambulancias y niños son blancos y presuntos terroristas. Difícil de entender e imposible de justificar. Y vergonzosa la postura occidental de permitir tal genocidio. No entiendo esta barbarie que los horribles antecedentes del pueblo judío hacen aún más cruelmente incomprensibles. Sólo las alianzas geopolíticas, esa máscara hipócrita de los negocios -por ejemplo, la venta de armas- explican la posición vergonzosa de USA, UE y España.
Sé que los de siempre deslegitimarán mi derecho a la opinión con temas personales, por eso quiero aclarar los siguientes puntos:
Sí,  mi hijo nació en un hospital judío porque tengo gente muy querida y cercana que es judía y porque ser judío no es sinónimo de apoyar esta masacre, igual que ser hebreo no es lo mismo que ser sionista, y ser palestino no es ser un terrorista de Hammas. Eso es tan absurdo como decir que ser alemán te emparenta con el Nazismo.
Sí, trabajo también en USA donde tengo amigos y conocidos hebreos que rechazan tales intervenciones y políticas de agresión. "No se puede invocar la auto defensa mientras se asesina a niños" me decía uno de ellos por teléfono ayer mismo. Y también otros con los que discuto abiertamente sobre nuestras encontradas posturas.
Sí, soy Europeo y me avergüenza una comunidad que dice representarme con su silencio y su nula vergüenza.
Sí, vivo en España pagando mis impuestos y no quiero que mi dinero financie políticas que apoyen esta barbarie y el negocio armamentístico con otros países que se enriquecen matando a niños inocentes.
Sí, estoy indignado, avergonzado y dolido por tanta injusticia y asesinato de seres humanos. Esos niños son nuestros hijos. Es el horror. Ojalá que haya compasión en los corazones de los que matan y desaparezca este veneno asesino que sólo crea más odio y violencia. Que aquellos israelíes y palestinos que sólo sueñan con paz y convivencia puedan un día compartir su solución.
Os animo a leer estos links:
Javier Bardem
La Fuente:VTV/La Tercera.com

viernes, 25 de julio de 2014

LA VERDAD DEL ASESINATO DE LOS 3 JÓVENES ISRAELÍES QUE "JUSTIFICÓ" LA MASACRE CONTRA PALESTINA

Los tres jóvenes israelíes fueron asesinados por un judío por motivos económicos  

El periodista alemán Christian Sievers, tras una minuciosa investigación, develó en el programa “Auslands Journal”, de la cadena de televisión alemana ZDF, que el asesinato de los tres jóvenes israelíes el pasado 12 de junio no fue cometido por palestinos.

Según el periodista germano, fue un crimen civil cometido por un ciudadano judío por asuntos económicos. Los chicos fueron asesinados un día después del secuestro y tras quemar el coche y los cuerpos fueron lanzados cerca de la ciudad de Hebrón.

Conforme al informe presentado por Sievers, la Agencia de Investigación Interna israelí, Shim Bet, estaba al tanto de todos los detalles por la llamada que hizo uno de los muchachos durante el secuestro, pero fue obligado por Netanyahu a tapar la información para que el asesinato fuera usado como pretexto para iniciar un nuevo ataque contra Gaza.

El periodista ha acusado al gobierno israelí de conspiración y manipulación de la población civil para el cometimiento de los crímenes de guerra contra el pueblo palestino.

“Auslands Journal”

 

miércoles, 23 de julio de 2014

MONSTRUOSO, ABERRANTE, INDIGNANTE: NIÑOS ISRAELÍES DEDICANDO MISILES PARA GAZA ¿QUÉ HAY DETRÁS? (+ATILIO BORÓN)

En medio del espanto y del baño de sangre que inunda Gaza se oye una voz, metálica, glacial. Pronuncia un soliloquio similar al que en su obra Enrique VI, William Shakespeare puso en boca de Ricardo. 

En medio del espanto y del baño de sangre que inunda Gaza se oye una voz, metálica, glacial. Pronuncia un soliloquio similar al que en su obra Enrique VI, William Shakespeare puso en boca de Ricardo, un ser deforme, monstruoso, pero aguijoneado por una ambición ilimitada y orgulloso de su villanía: “Soy el espíritu del estado de Israel. Sí, agredo, destruyo y asesino a mansalva: a niños, ancianos, mujeres, hombres”. Porque en Gaza todos son terroristas, más allá de sus apariencias. Uno de los jerarcas de la dictadura genocida en la Argentina, el General Ibérico Saint Jean, dijo que ‘Primero vamos a matar a todos los subversivos, después a sus colaboradores; después a los indiferentes y por último a los tímidos’. Nosotros invertimos esa secuencia y comenzamos por la población civil, gente cuyo crimen es vivir en Gaza. En el proceso caerán centenares de inocentes, gente que simplemente trataba de sobrevivir en ese encierro nauseabundo; luego iremos por los tímidos, los indiferentes y después de este brutal y aleccionador escarmiento llegaremos a los colaboradores y los terroristas. Sé muy bien que el rudimentario y escaso armamento de Hamas apenas puede ocasionarnos un rasguño, como lo demuestran las luctuosas estadísticas de nuestros periódicos ataques a las poblaciones palestinas. Sus amenazas de destruir al estado de Israel son bravuconadas sin sentido porque no tienen la menor capacidad de llevarlas a la práctica. Pero nos son de enorme utilidad en la guerra psicológica y en la propaganda: nos sirven para aterrorizar a nuestra propia población y así obtener su consentimiento para el genocidio y nuestra política de ocupación militar de los territorios palestinos. Y también sirven para que Estados Unidos y los países europeos, embarcados en la ‘lucha contra el terrorismo’ nos faciliten todo tipo de armamentos y nos amparen políticamente.

En Gaza no me enfrento a ningún ejército, porque no le hemos permitido que lo tenga. Yo, en cambio, tengo uno de los mejores del mundo, pertrechado con la más sofisticada tecnología bélica que me proporcionan mis protectores: Washington y las viejas potencias coloniales europeas, y la que he podido desarrollar, gracias a ellos, dentro de Israel. Tampoco tienen los palestinos una aviación para vigilar su espacio aéreo, y una flota que custodie su mar y sus playas. Mis drones y helicópteros sobrevuelan Gaza sin temor y disparan sus misiles sin preocuparse por el fuego enemigo, porque no hay fuego enemigo. Hemos perfeccionado, con las nuevas tecnologías bélicas, lo que hizo Hitler en Guernica. Soy amo y señor de vidas y haciendas. Hago lo que quiero: puedo bombardear casas, escuelas, hospitales, lo que se me antoje. Mis poderosos amigos (y, seamos honestos, cómplices de todos mis crímenes) convalidarán cualquier atrocidad que decida perpetrar. Ya lo hicieron antes, en innumerables ocasiones y no sólo con nosotros: lo harán conmigo cuantas veces sea necesario. Su mala conciencia me ayuda: callaron desvergonzadamente durante la Shoá, el sistemático genocidio perpetrado contra los judíos por Hitler ante la vista y paciencia de todo el mundo, desde el Papa Pío XII hasta Franklin D. Roosevelt y Winston Churchill. Callarán también ante el genocidio que metódicamente y en etapas estoy realizando en Gaza, porque matar palestinos a mansalva es eso, genocidio. Como lo hacía Hitler cuando alguien de su tropa de ocupación era hecho prisionero o matado por los maquís de la resistencia francesa o los partisanos italianos: juntaban a diez o quince personas al azar, que tuvieran la desgracia de pasar por el lugar, y las ametrallaban en el acto, como escarmiento y como didáctica advertencia para que sus vecinos no cooperasen con los patriotas. Nosotros ni siquiera esperamos que maten a uno de los nuestros para hacer lo mismo, y lo hacemos de modo más cobarde. Al menos los nazis veían los rostros de las víctimas cuyas vidas cegarían en un segundo; nosotros no, porque disparamos misiles desde aviones o navíos, o proyectiles desde nuestros tanques. Nos intranquiliza recordar que tanta crueldad, tanto horror, fue en vano. Seis millones de judíos sacrificados en los hornos crematorios y millones más que cayeron por toda Europa no fueron suficientes para evitar la derrota de Hitler. ¿Será diferente esta vez, será que ahora nuestro horror nos abrirá el camino a la victoria?

Eufórica por ver tanta sangre árabe derramada, una de mis diputadas se fue de boca y dijo lo que pienso: que hay que matar a las madres palestinas porque engendran serpientes terroristas. Desgraciadamente no todos en Israel piensan así; hay algunos judíos, románticos incurables, que creen que podemos convivir con los árabes y que la paz no sólo es posible sino necesaria. Nos dicen que eso fue lo que hicimos por siglos. No entienden al mundo de hoy, mortalmente amenazado por el terrorismo islámico, y se dejan llevar por la nostalgia de una época definitivamente superada. No son pocos en Israel los que caen en este equívoco y nos preocupa que sus números estén creciendo. Pero desde el gobierno trabajamos activamente para contrarrestar esa sensiblería pacifista y, para colmo, laica. ¡Laica, en un estado en el que para ser ciudadano se debe ser judío (y tenemos cerca de un 20 % de árabes, que han vivido por siglos en la región y no son ciudadanos) y dónde no existe el matrimonio civil, sólo el religioso! Para combatir estas actitudes contamos con los grandes medios de comunicación (de Israel y los de afuera) y nuestras escuelas le enseñan a nuestros niños a odiar a nuestros indeseables vecinos, una raza despreciable. Para involucrarlos en nuestro esfuerzo militar los invitamos a que escriban mensajes de muerte en los misiles que, poco después, lanzaremos contra ese gentío amontonado en Gaza. Otros niños serán los que caerán muertos por esos misiles amorosamente dedicados por los nuestros. No ignoro que con mis acciones arrojo un asqueroso escupitajo a la gran tradición humanista del pueblo judío, que arranca con los profetas bíblicos, sigue con Moisés, Abraham, Jesucristo y pasa por Avicena, Maimónides, Baruch Spinoza, Sigmund Freud, Albert Einstein, Martin Buber hasta llegar a Erich Fromm, Claude Levy-Strauss, Hannah Arendt y Noam Chomsky. O con extraordinarios judíos que enriquecieron el acervo cultural de la Argentina como León Rozitchner, Juan Gelman, Alberto Szpunberg y Daniel Barenboim, entre tantos otros que serían muy largo de nombrar aquí. Pero ese romanticismo ya no cuenta. Dejamos de ser un pueblo perseguido y oprimido; ahora somos opresores y perseguidores.

Duras palabras y frases se utilizan para calificar lo que estamos haciendo. Criminal cobardía, delito de lesa humanidad, por agredir con armas mortíferas a una población indefensa, día y noche, hora tras hora. Pero, ¿no merece acaso la misma calificación lo que hizo Estados Unidos al arrojar sendas bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki? ¿Y quién se lo reprocha? ¿Terrorismo de Estado? Mejor digamos realpolitik, porque ¿desde cuándo a mis amigos y protectores de Occidente les ha preocupado el Terrorismo de Estado o las violaciones a los Derechos Humanos que cometen ellos mismos, un aliado, o un peón? Apoyaron por décadas a cuantos déspotas y tiranos poblaron esta tierra, siempre que fueran funcionales a sus intereses: a Saddam Hussein, al Sha de Persia, a Mubarak, a Alí, a Mobutu, a Osama Bin Laden, y, en Latinoamérica, a Videla, Pinochet, Geisel, Garrastazú, Stroessner, “Papá Doc” Duvallier, antes a Somoza, Trujillo, Batista y tantísimos más. Asesinaron a centenares de líderes políticos antiimperialistas, y Obama lo sigue haciendo hoy, donde todos los martes decide quién de la lista de enemigos de Estados Unidos que le proporciona la NSA debe ser eliminado con un cohetazo disparado desde un dron o mediante una operación de comandos. ¿Por qué habrían de escandalizarse ante lo que está ocurriendo en Gaza? Además me necesitan como gendarme regional y base de operaciones militares y de espionaje en una región del mundo con tanto petróleo como Medio Oriente, y saben que para cumplir con esa misión no sólo no deben maniatarme sino que es preciso contar con su inquebrantable respaldo, lo que hasta ahora jamás me ha sido negado. Sé también que estoy violando la legalidad internacional, que estoy desobedeciendo la resolución Nº 242, de Noviembre de 1967, del Consejo de Seguridad de la ONU, que por unanimidad me exige retirarme de los territorios ocupados durante la Guerra de los Seis Días de 1967. Incumplí esa resolución durante casi medio siglo, sin tener que enfrentar sanciones de ningún tipo como las que arbitrariamente se le imponen a otros, o las que aplican a Cuba, a Venezuela, a Irán y, antes, a Irak después de la primera guerra del Golfo. ¿Razones de tanta tolerancia? Mis lobbistas en Estados Unidos son poderosísimos y tienen a la Casa Blanca, al Congreso y a la Justicia en un puño. Según Norman Finkelstein (un mal judío, enemigo del estado de Israel) la ‘industria del holocausto’ goza de tal eficacia extorsiva que impide percibir que quienes ahora estamos produciendo un nuevo holocausto somos nosotros, los hijos y nietos de aquellos que lo padecieron bajo los nazis. Por eso pese a que las víctimas mortales en Gaza ya superan los 500 palestinos (contra 25 soldados de nuestro ejército, uno de los cuales fue muerto por error por nuestras propias fuerzas, según informara este lunes 22 de Julio a medio día el New York Times) el presidente Obama hizo un estúpido llamado a evitar que israelíes y palestinos quedasen atrapados en el ‘fuego cruzado’ de este enfrentamiento. ¡Pobre de él si hubiera dicho que aquí no hay ‘fuego cruzado’ ni enfrentamiento alguno sino una masacre indiscriminada de palestinos, una horrible ‘limpieza étnica’ practicada contra una población indefensa! ¡Nuestro lobby lo crucificaría en cuestión de horas! Ahora que nuestras tropas entraron en Gaza tendremos que sufrir algunas bajas, pero la desproporción seguirá siendo enorme.

Claro, no puedo evitar que me califiquen técnicamente como un “estado canalla”, porque así se denominan los que no acatan las resoluciones de la ONU y persisten en cometer crímenes de lesa humanidad. Pero como Estados Unidos y el Reino Unido son violadores seriales de las resoluciones de la ONU, y por lo tanto ‘estados canallas’ también ellos, sus gobiernos han sido invariablemente solidarios con Israel. Más allá de la turbación que por momentos puedan ocasionar estas reflexiones necesitamos completar la tarea iniciada en 1948 y apoderarnos de la totalidad de los territorios palestinos: los iremos desplazando periódicamente, aterrorizándolos, empujándolos fuera de sus tierras ancestrales, convirtiéndolos en eternos ocupantes de infectos campos de refugiados en Jordania, en Siria, en Irak, en Egipto, donde sea. Y si se resisten los aniquilaremos. Podemos hacer eso por nuestra apabullante fuerza militar, el apoyo político de Occidente y la degradación y putrefacción de los corruptos y reaccionarios gobiernos del mundo árabe, que como era previsible (y así nos lo habían asegurado nuestros amigos en Washington y Londres) no les importa en lo más mínimo la suerte de los palestinos. A tal extremo llega nuestra barbarie que inclusive un amigo nuestro, Mario Vargas Llosa, se escandalizó cuando en 2005 visitó Gaza y nos sorprendió con unas críticas de insólita ferocidad. Llegó a decir, por ejemplo, que ‘me pregunto si algún país en el mundo hubiera podido progresar y modernizarse en las condiciones atroces de existencia de la gente de Gaza. Nadie me lo ha contado, no soy víctima de ningún prejuicio contra Israel, un país que siempre defendí … Yo lo he visto con mis propios ojos. Y me he sentido asqueado y sublevado por la miseria atroz, indescriptible, en que languidecen, sin trabajo, sin futuro, sin espacio vital, en las cuevas estrechas e inmundas de los campos de refugiados o en esas ciudades atestadas y cubiertas por las basuras, donde se pasean las ratas a la vista y paciencia de los transeúntes, esas familias palestinas condenadas sólo a vegetar, a esperar que la muerte venga a poner fin a esa existencia sin esperanza, de absoluta inhumanidad, que es la suya. Son esos pobres infelices, niños y viejos y jóvenes, privados ya de todo lo que hace humana la vida, condenados a una agonía tan injusta y tan larval como la de los judíos en los guetos de la Europa nazi, los que ahora están siendo masacrados por los cazas y los tanques de Israel, sin que ello sirva para acercar un milímetro la ansiada paz. Por el contrario, los cadáveres y ríos de sangre de estos días sólo servirán para alejarla y levantar nuevos obstáculos y sembrar más resentimiento y rabia en el camino de la negociación.’ [1]

Pero nada de lo que diga Vargas Llosa, y tantos otros, nos hará mella: somos el pueblo elegido por Dios (aunque los ilusos estadounidenses también creen en eso), una raza superior y los árabes son una pestilencia que debe ser removida de la faz de la tierra. Por eso construimos ese gigantesco muro en Cisjordania, peor aún del que erigieran en Berlín y que fuera apropiadamente caracterizado como el ‘muro de la infamia’. Nuestros lobbies han sido muy eficaces en invisibilizar esta monstruosidad y nadie habla de nuestro ‘muro de la infamia’. Reconozco que nuestra traición a los ideales del judaísmo nos inquieta. No era esto lo que querían los padres fundadores. Nos hemos convertido en una máquina de usurpación y despojo colonial que ya no guarda ninguna relación con nuestra venerable tradición cultural. Algunos dicen que Israel es al judaísmo como Hitler lo era al cristianismo. Por eso es que a veces nuestro sueño se perturba y las muertes y sufrimientos que hemos causado durante tantos años –y que para ser sinceros, comenzaron mucho antes de que naciera Hamas- nos acosan como el fantasma de Hamlet. Pero retrocedemos horrorizados ante la posibilidad de una paz que no queremos porque perderíamos los territorios arrebatados durante tantos años, envalentonaríamos a la turbamulta árabe que nos rodea y le haríamos perder miles de millones de dólares a nuestros amigos del complejo militar-industrial estadounidense, que es el verdadero poder en ese país, y a sus socios israelíes que también lucran con este estado de hostilidades permanentes. Por eso seguiremos en esta guerra hasta el final, aun a riesgo de que esta actitud pueda desencadenar un cataclismo universal. El horror padecido bajo el nazismo justifica todo lo que estamos haciendo.”

 [1] Mario Vargas Llosa, “Morir en Gaza”, El País (Madrid), 11 Enero 2009,

(AtilioBoron.com.ar)